Semana Santa es un tiempo muy especial para los hispanos y cada año la comunidad hispana de Cincinnati se une para escenificar el vía crucis. Todos en la iglesia participan en este importante evento y practican arduamente sus papeles, ya sea como  soldados romanos con sus cascos y espadas o como los apóstoles con sus solemnes túnicas o las mujeres con sus eternos desconsolados llantos.

Lamentablemente este año, Jesús, el Jesús de nuestro vía crucis, lo deportaron.

Jesús, así se llamaba el Jesús de nuestro vía Crucis y honestamente era el perfecto Jesús, porque no sólo recitaba muy bien su libreto, sino también porque nos hacía llorar cuando nos perdonaba desde lo más alto de la cruz.

Pero Jesús, el Jesús de nuestro Vía Crucis, lo agarraron sin papeles durante una infracción de tránsito y lo deportaron, y ahora quién sabe en que Vía Crucis propio andará.

La iglesia todavía no ha podido encontrar el sustituto. Todos estamos desconsolados porque no se ha podido hallar al perfecto Jesús, uno que no sólo conozca su libreto sino también que pueda perdonar desde lo más alto de la cruz a los que deportaron al viejo Jesús.

Articulo publicado Mujer Latina Blog el 13 de febrero de 2008

 

 

 

Please follow and like us:
Follow by Email
YouTube
YouTube
LinkedIn
Pinterest
Pinterest
Google+
Google+
/jesus-ha-sido-deportado/
Instagram
Soundcloud
Flickr
Tumblr