El Presidente Barack Obama recibió al Presidente Juan Manuel Santos en la Casa Blanca el día de hoy. Esta visita ha puesto de manifiesto los lazos estrechos que unen a los Estados Unidos y Colombia, basados en valores democráticos compartidos, vínculos económicos en constante crecimiento y una larga historia de objetivos compartidos en el ámbito de la seguridad. La visita resaltó nuestra cooperación en las siguientes áreas:

 

 

Oportunidades económicas y sociales

 

·       Acuerdo de libre comercio: El Acuerdo de Promoción Comercial entre EE. UU. y la República de Colombia sigue beneficiando a ambas naciones. Las exportaciones estadounidenses a Colombia aumentaron casi un 19 por ciento en el primer año, a la vez que Colombia diversificó su base de exportaciones ya que más de 1,300 compañías exportaron productos por primera vez a los Estados Unidos. Las empresas y las economías de ambos países se están beneficiando de la disminución o la eliminación de las tarifas y del aumento de las oportunidades de intercambios comerciales, y ambas naciones están comprometidas a garantizar que se cumplan plenamente todas las disposiciones del acuerdo a fin de maximizar las oportunidades de crecimiento.

 

·       Plan de acción laboral: Los Estados Unidos y Colombia continúan trabajando en la puesta en marcha del Plan de acción colombiano en materia de derechos laborales, que fuera anunciado en abril de 2011 (antes de la entrada en vigor del acuerdo comercial) con el objeto de abordar las preocupaciones del sector de los trabajadores. Los Estados Unidos y Colombia han decidido llevar a cabo reuniones formales sobre los compromisos adoptados en el Plan de acción como mínimo hasta 2014 para reconocer los avances debidos al Plan de acción e identificar los aspectos en los que todavía existen desafíos importantes que deben ser abordados.

 

·       Fortalecimiento del mercado energético colombiano: La Agencia de los EE. UU. para el Comercio y el Desarrollo (U.S. Trade and Development Agency) tiene planeado llevar a cabo un taller comercial en Bogotá, Colombia, a principios de 2014 con el objeto de crear proyectos de distribución y transmisión de electricidad de tecnología punta en Colombia, así como organizar una visita a ciudades de los Estados Unidos, con el fin de renovar el mercado mayorista de energía eléctrica de Colombia para transformarlo en el más eficiente y avanzado de toda América Latina. Los funcionarios colombianos y estadounidenses están trabajando a través del Programa de Cooperación Técnica para la Explotación de Gas no Convencional (Unconventional Gas Technical Engagement Program, UGTEP) del Departamento de Estado de EE. UU. para poder crear la base del desarrollo sustentable de recursos de gas no convencional en Colombia. Asimismo, el 2 de diciembre el Departamento de Energía de EE. UU. firmó un Memorándum de Entendimiento con el Ministerio de Minas y Energía de Colombia a fin de fortalecer la cooperación en el sector energético y promover el liderazgo regional en materia de energía y cambio climático.

 

·       Ampliación de las oportunidades para sectores demográficos vulnerables, incluidos los afrocolombianos: En junio de 2013, los Estados Unidos y Colombia llevaron a cabo una sesión del Plan de acción en materia de igualdad racial y étnica de EE. UU. y Colombia (CAPREE, por sus siglas en inglés), que contó con la participación de representantes gubernamentales y de la sociedad civil de ambas naciones, a fin de cooperar y encontrar soluciones para los desafíos de larga data que afrontan las comunidades indígenas y afrodescendientes en Colombia y los Estados Unidos. El plan de trabajo resultante es el primero que desarrolla CAPREE y su objetivo es ampliar las oportunidades económicas, culturales y educativas para los sectores vulnerables y desfavorecidos. Se espera que uno de los programas de CAPREE logre la participación de 1,415 líderes juveniles, jóvenes en situación de riesgo, entrenadores y maestros afrocolombianos para fomentar la práctica deportiva como motor de cambio social y para prevenir la violencia juvenil.

 

Paz, seguridad y estado de derecho

 

Los Estados Unidos ratificó su colaboración con Colombia en materia de defensa y seguridad y respalda con firmeza el compromiso inquebrantable de la nación colombiana de buscar una paz duradera, lo cual incluye las negociaciones de paz que se están llevando a cabo actualmente, a fin de brindar a los colombianos la paz, la seguridad y la prosperidad que tanto se merecen.

 

·       Restitución de tierras: Estados Unidos continúa colaborando con Colombia para asistir a la población colombiana, particularmente en materia de desarrollo rural y restitución de tierras, problemas clave que constituyen la médula del conflicto contemporáneo colombiano. USAID ha anunciado la provisión de un fondo de $68 millones destinado a apoyar los esfuerzos de Colombia para: 1) adjudicar tierras a las víctimas del conflicto; 2) expedir títulos de propiedad inmobiliaria; y 3) generar oportunidades de subsistencia rural viable para los pequeños agricultores. Además, USAID ayudará a ampliar el alcance de la protección legal de los derechos de propiedad de la tierra, especialmente los de los pequeños agricultores, mediante la intensificación de los esfuerzos del gobierno colombiano en expedir títulos de propiedad.

 

·       Fortalecimiento del estado de derecho y asistencia a las víctimas: Estados Unidos y Colombia siguen colaborando para fortalecer el estado de derecho y la protección de los derechos humanos en Colombia, incluso en el ámbito del sistema de justicia penal. Durante los últimos cinco años, Estados Unidos ha suministrado una cifra cercana a los $100 millones de dólares en concepto de asistencia al estado de derecho a las unidades de la Fiscalía General de la Nación de Colombia especializadas en la protección de los derechos humanos, programas de asistencia a las víctimas e investigación y procesamiento de organizaciones criminales.

 

·       Remoción de minas con fines humanitarios: Durante el año fiscal 2013, Estados Unidos suministró más de $4 millones en colaboración con la Organización de Estados Americanos a fin de respaldar los esfuerzos de remoción de minas en Colombia, tanto para remover las minas que amenazan a la población como para ayudar a las víctimas. Gracias a esta subvención, la organización no gubernamental HALO extrajo su primera mina en septiembre de 2013.

 

·       Seguridad en el transporte de bienes y personas: Estados Unidos y Colombia tienen un interés común en prevenir que las redes criminales transnacionales realicen, planeen y respalden operaciones dirigidas a perjudicar a nuestros ciudadanos, entre lo que se incluye la explotación de los sistemas financieros, el comercio internacional y los sistemas de transporte. En agosto de 2013, el Departamento de Seguridad Nacional (Department of Homeland Security, DHS) de los EE. UU. amplió la cooperación en materia de seguridad con el Ministerio de Hacienda y Crédito Público de Colombia mediante la Declaración Conjunta para establecer un centro de control de cargas y la Declaración Conjunta para fortalecer la seguridad de la cadena global de suministros. La Agencia de los EE. UU. para el Comercio y el Desarrollo (U.S. Trade and Development Agency) también está haciendo posible la adquisición y puesta en marcha de sistemas de inspección no invasivos por parte de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales de Colombia a través de una subvención de asistencia técnica.

 

Integración y cooperación regionales y globales

 

·       Integración económica global: En 2013, Estados Unidos respaldó la invitación a Colombia para que iniciara el proceso de adhesión a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE). La participación futura de Colombia como miembro de la OCDE fortalecerá el crecimiento económico del país y creará oportunidades para las empresas y los trabajadores estadounidenses y colombianos. A fin de impulsar aún más el progreso económico, Colombia se unió a México, Perú y Chile como miembro de la Alianza del Pacífico, una organización regional concebida para armonizar las políticas comerciales e incrementar el intercambio comercial. El 19 de julio pasado, dicha organización dio la bienvenida a Estados Unidos en calidad de observador y en septiembre el Secretario de Estado Kerry analizó los próximos pasos a seguir con sus colegas de la Alianza del Pacífico en Nueva York.

 

·       Socios para la cooperación en seguridad regional: Colombia ha evolucionado hasta transformarse en un exportador regional de preparación especializada en materia de seguridad y está compartiendo sus conocimientos a fin de ayudar a desarrollar la capacidad de los demás países para mejorar la seguridad ciudadana y hacer frente a los efectos del crimen organizado transnacional, incluido el tráfico de drogas ilegales. Estados Unidos y Colombia han formalizado el respaldo a un selecto grupo de países mediante el Plan de acción de Estados Unidos y Colombia para la cooperación en materia de seguridad regional. En 2013, esta asistencia en el ámbito de la seguridad incluyó 39 actividades para el desarrollo de capacidades en cuatro países centroamericanos que se centraron en áreas tales como la confiscación de bienes, las investigaciones, los exámenes poligráficos y las interdicciones. Estados Unidos y Colombia anunciaron el Plan de acción correspondiente al año 2014, que pretende aumentar la asistencia a 152 actividades para el desarrollo de capacidades en seis países de América Central y el Caribe.

 

·       Expansión del acceso a la energía y la seguridad energética: Colombia y Estados Unidos siguen confraternizando bilateral y regionalmente en Connect 2022, una iniciativa hemisférica que los dos países lanzaron en 2012 en Cartagena con el fin de lograr el acceso universal a la energía eléctrica mediante la mejora de las interconexiones eléctricas, las inversiones en el sector energético, el desarrollo de energías renovables y la cooperación.

 

Medio ambiente, ciencia e innovación

 

·       Conservación del medio ambiente y de las fuentes de sustento: Tanto los Estados Unidos como Colombia destacan y respaldan los esfuerzos de conservación que preservan nuestros valiosos ecosistemas. En 2013, USAID destinó otros $10 millones a preservar la biodiversidad y reducir la deforestación en la selva amazónica colombiana. A fin de cumplir los objetivos de la Iniciativa para la Conservación en la Amazonia Andina (ICAA), Estados Unidos se ha asociado a Colombia para ralentizar la expansión de la frontera agrícola mientras crea corredores para la biodiversidad fundamental. Además, con el apoyo de USAID, el Servicio de Parques Nacionales de los EE. UU. y Parques Nacionales de Colombia se han marcado como objetivo ampliar su extenso historial de colaboración e incluir cooperación en materia de cambio climático, gestión y desarrollo de concesiones, educación e interpretación medioambiental y creación de un sistema de “parques hermanos”. Asimismo, está planeado que el Programa de energías no contaminantes de USAID implemente soluciones de energía renovable en varios parques colombianos.

 

·       Protección de las especies marinas y los ecosistemas oceánicos: Estados Unidos y Colombia comparten responsabilidades y desafíos similares en la conservación y la gestión sustentable de las especies marinas y los ecosistemas oceánicos de las costas y las aguas del Océano Pacífico y el Mar Caribe. Estados Unidos reconoce el liderazgo de Colombia en materia de conservación marina, que fue demostrado recientemente por los esfuerzos para proteger especies marinas en situación de riesgo debido al comercio internacional con el auspicio de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES). La Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de los EE. UU. (U.S. National Oceanic and Atmospheric Administration) colabora estrechamente con el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible de Colombia, la Autoridad Nacional de Acuicultura y Pesca y diversas organizaciones no gubernamentales locales a fin de promover ecosistemas marinos saludables y productivos.

 

·       Minería más limpia y responsable: Colombia está trabajando para solucionar los efectos destructivos para el medio ambiente de las operaciones de minería ilegal. A fin de respaldar los esfuerzos de Colombia, en 2013 USAID lanzó un programa de tres años de duración dotado con $6.5 millones para formalizar las operaciones de extracción artesanal de oro, mejorar las condiciones de trabajo y reducir la contaminación por mercurio y otros minerales, y planea ampliar su labor en el sector minero con una financiación mínima de $10 millones en 2014. En 2013, el Departamento de Trabajo de EE. UU. anunció un proyecto independiente de 4 años de duración y con una dotación de $9 millones, en colaboración con el Ministerio de Trabajo de Colombia, para combatir el trabajo infantil y fomentar un ambiente de trabajo seguro en el sector minero. Además, el Departamento del Interior de los EE. UU. se encuentra trabajando con el Ministerio de Minas y Energía de Colombia para diseñar una herramienta que medirá y controlará las actividades mineras en Colombia y la extensa Amazonia Andina.

 

·       Tecnologías inteligentes: Colombia está emprendiendo un esfuerzo ambicioso de modernización y desarrollo de infraestructuras. Gracias a una subvención de la Agencia de los EE. UU. para el Comercio y el Desarrollo (U.S. Trade and Development Agency), el Ministerio de Transporte de Colombia evaluará diferentes tecnologías alternativas de sistemas de transporte inteligente (STI) con el fin de reducir el tráfico y mejorar la eficacia del control y la gestión de autopistas y otros sistemas de transporte.

 

Educación

 

·       100,000 Strong: En marzo de 2011, el Presidente Obama lanzó “100,000 Strong in the Americas”, una iniciativa para aumentar los estudios internacionales en América Latina y el Caribe. Colombia es un país prioritario en esta iniciativa, por lo que Estados Unidos ha provisto un fondo de apoyo económico de $1 millón y ha captado $2.6 millones en financiamiento del sector privado para incrementar la capacidad de intercambio estudiantil de las universidades. Actualmente, hay más de 6,500 universitarios colombianos estudiando en Estados Unidos.

 

·       Liderazgo y diplomacia deportiva: Estados Unidos y Colombia se encuentran firmemente comprometidos a ampliar las oportunidades educativas de los jóvenes en situación de riesgo a través de programas de intercambio deportivo enfocados, entre otros, en el béisbol, el atletismo y el baloncesto. Mónica González, ex-jugadora profesional de fútbol y analista de ESPN, ha fundado una serie de academias de fútbol con el apoyo de la Embajada de EE. UU. en Santa Marta, Quibdó, Medellín y Bogotá para enseñar aptitudes deportivas y de liderazgo a las jóvenes de zonas vulnerables.

 

·       Colombia bilingüe: Colombia está realizando un importante esfuerzo para fortalecer su competitividad internacional mediante la mejora de la educación bilingüe. El Departamento de Estado de los EE. UU. está colaborando con el Ministerio de Educación colombiano para poner en marcha un programa de dos años de duración dirigido a capacitar a un contingente de hasta 500 maestros del sistema de enseñanza pública para que puedan dar clases de inglés. En septiembre, DIRECTV lanzó un programa de educación a distancia llamado “Inglés en las aulas” (English in the classrooms) en colaboración con la Embajada de EE. UU.

 

·       Programa de becarios MLK: El Programa de becarios MLK, establecido en 2005, proporciona clases de liderazgo y de idioma inglés a estudiantes universitarios afrocolombianos destacados. La Embajada de EE. UU. ha subvencionado a 230 becarios MLK hasta el día de la fecha y en 2014 se unirán al programa otros 120 talentosos universitarios afrocolombianos.

 

·       Becas Fulbright: Durante los últimos diez años, Estados Unidos ha ayudado a financiar becas para más de 750 académicos colombianos, lo cual incluye más de un centenar de becados en 2013.

 

###

THE WHITE HOUSE

Office of the Press Secretary

FOR IMMEDIATE RELEASE

December 3, 2013

 

Fact Sheet: The United States and Colombia – Strategic Partners

 

Today President Barack Obama hosted Colombian President Juan Manuel Santos at the White House.  Their visit underscored the close ties between the United States and Colombia, founded upon shared democratic values, deepening economic ties, and a long history of shared security goals.  The visit highlighted our cooperation in the following areas:

 

Economic and Social Opportunities

 

·       Free Trade Agreement:  The U.S.-Colombia Trade Promotion Agreement continues to benefit both nations.  U.S. exports to Colombia increased by nearly 19 percent in the first year, while Colombia diversified its export base with more than 1,300 companies exporting goods to the United States for the first time.  Both countries’ businesses and economies are benefitting from eliminated or lowered tariffs and increased trade opportunities, and both are committed to ensuring all aspects of the agreement are fully observed in order to maximize opportunities for growth. 

 

·       Labor Action Plan: The United States and Colombia continue to work on implementation of the Colombian Action Plan Related to Labor Rights, which was announced in April 2011 before the trade agreement entered into force to address labor concerns.  The United States and Colombia decided to hold formal meetings through at least 2014 on Action Plan commitments, and recognize advances under the Action Plan and areas where challenges remain. 

 

·       Strengthening Colombia’s Energy Market:  In early 2014, the U.S. Trade and Development Agency intends to host a commercial workshop in Bogotá, Colombia, aimed at creating state-of-the-art electricity transmission and distribution projects in Colombia, as well as a visit to cities in the United States, to help upgrade Colombia’s wholesale electricity market into the most efficient and advanced in Latin America.  Through the Department of State’s Unconventional Gas Technical Engagement Program (UGTEP), Colombian and U.S. officials are working to help create the basis for environmentally sustainable unconventional gas development in Colombia.  On December 2, the Department of Energy also signed a Memorandum of Understanding with Colombia’s Ministry of Mines and Energy to strengthen cooperation in the energy sector and to promote regional leadership on energy and climate change.

 

·       Expanding Opportunity for Vulnerable Populations, including Afro-Colombians:  In June 2013, the United States and Colombia held a session of the U.S.-Colombia Action Plan on Racial and Ethnic Equality (CAPREE), hosting government and civil society representatives from both nations to collaborate on long-standing challenges faced by indigenous and afro-descendent communities in Colombia and the United States.  The resulting work plan, the first under CAPREE, aims to expand educational, cultural, and economic opportunities for vulnerable and disadvantaged groups.  One CAPREE program hopes to engage 1,415 Afro-Colombian youth leaders, at-risk youth, coaches, and teachers to promote sports for social change and to prevent youth violence.

 

Peace, Security, and Rule of Law

 

The United States reaffirmed its longstanding defense and security partnership with Colombia, andstrongly supports Colombia’s unwavering commitment to seeking a durable peace, including through the peace talks now underway, in order to permit Colombians the greater peace, security, and prosperity they deserve.

 

·       Land restitution:  The United States continues its collaboration with Colombia to assist its people, particularly in the areas of rural development and land restitution, key concerns at the heart of the Colombia’s ongoing conflict.  USAID announced $68 million in support of Colombian efforts to: 1) restore land to victims of conflict; 2) issue land titles; and 3) generate opportunities for viable rural livelihoods for small farmers.  In addition, USAID will help expand the coverage of legal protection of land rights, especially those of small farmers, by strengthening the Colombian government’s land titling efforts. 

 

·       Building Rule of Law and Assisting Victims:   The United States and Colombia continue to partner on strengthening the rule of law and protection of human rights in Colombia, including in the criminal justice system.  Over the past five years, the United States has provided nearly $100 million dollars of rule of law assistance to the Colombian Attorney General’s Office focused on human rights, victim assistance programs, and the investigation and prosecution of criminal organizations. 

 

·       Humanitarian Demining:  In cooperation with the Organization of American States, the United States provided more than $4 million in FY 2013 to support demining in Colombia, to both clear mines that threaten communities and to help victims.  With this support, non-governmental organization HALO cleared its first mine in September 2013.

 

·       Secure Movement of Goods and People:  The United States and Colombia share an interest in preventing transnational illicit networks from conducting, planning, and supporting operations aimed at harming our populations, including through the exploitation of financial systems, international trade, and transportation systems.  In August 2013, the Department of Homeland Security (DHS) broadened security cooperation with the Colombian Ministry of Finance and Public Credit through the Joint Statement to Establish a Cargo Targeting Center and the Joint Statement on Global Supply Chain Security.  The U.S. Trade and Development Agency is also facilitating, via a technical assistance grant, the Colombian National Tax and Customs Directorate’s acquisition and implementation of non-intrusive inspection systems.  

 

Regional and Global Partnership and Integration

 

·       Global Economic Integration:   In 2013, the United States supported the invitation to Colombia to begin accession proceedings with the Organization for Economic Cooperation and Development (OECD).  Colombia’s future OECD membership will strengthen its economic growth, creating opportunities for Colombian and American businesses and workers.  To further expand economic opportunity, Colombia joined Mexico, Peru, and Chile as part of the Pacific Alliance, a regional organization intended to harmonize trade policies and expand commerce.  The United States was welcomed as an observer on July 19, and Secretary of State Kerry discussed next steps with his Pacific Alliance counterparts in New York in September. 

 

·       Partners in Regional Security Cooperation:  Colombia has evolved into a regional exporter of security expertise, sharing its knowledge to help develop the capacity of other countries to improve citizen security and confront the effects of transnational organized crime, including illicit drug trafficking.  Through the U.S.-Colombia Action Plan on Regional Security Cooperation, the United States and Colombia have formalized support to selected third countries.  In 2013, this security assistance included 39 capacity-building activities in four Central American countries focused on areas such as asset forfeiture, investigations, polygraphs, and interdiction.  The United States and Colombia announced the Action Plan for 2014, which aims to increase assistance through 152 capacity-building activities in six countries in Central America and the Caribbean. 

 

·       Expanding Energy Access and Security:   Colombia and the United States continue to engage bilaterally and regionally on Connect 2022, a hemispheric initiative the two countries launched in Cartagena in 2012 to achieve universal access to electricity through enhanced electrical interconnections, power sector investment, renewable energy development, and cooperation. 

 

Environment, Science, and Innovation

 

·       Conserving the Environment and Livelihoods: Both the United States and Colombia emphasize and support conservation efforts that preserve valuable ecosystems.  In 2013, USAID made a new $10 million commitment to conserve biodiversity and reduce deforestation in the Colombian Amazon.  Under the Initiative for Conservation of the Andean Amazon (ICAA), the United States is partnering with Colombia to slow the expansion of the agricultural frontier, while creating corridors for critical biodiversity.  In addition, with support from USAID, the U.S. National Park Service and Colombia’s Parques Nacionales aim to expand their long history of collaboration, to include cooperation on climate change adaptation, concessions development and management, environmental education and interpretation, and the development of “Sister Parks.”  Renewable energy is also expected to be deployed in several Colombian parks by the USAID Clean Energy Program.

 

·       Protecting Marine Species and Ocean Ecosystems:  The United States and Colombia share similar responsibilities and challenges in conserving and sustainably managing marine species and ocean ecosystems in Pacific and Caribbean coasts and waters.  The United States recognizes Colombia’s leadership in marine conservation, most recently demonstrated by efforts to protect marine species at risk due to international trade under the auspices of the Convention on International Trade in Endangered Species of Wild Fauna and Flora (CITES).  The U.S. National Oceanic and Atmospheric Administration collaborates closely with Colombia’s Ministry of Environment, National Authority of Aquaculture and Fisheries, and local non-governmental organizations to promote healthy and productive marine environments. 

 

·       Cleaner, Responsible Mining:  Colombia is working to address the destructive effects on the environment of illegal mining operations.  To support Colombia’s efforts, in 2013 USAID launched a three-year $6.5 million program to formalize artisanal gold mining operations, improve working conditions, and reduce mercury and other contamination, and plans to expand work in the mining sector by at least $10 million in 2014.  In 2013, the Department of Labor announced a separate four-year, $9 million project in collaboration with the Ministry of Labor to combat child labor and promote a safe work environment in the mining sector.  In addition, the Department of the Interior is working with Colombia’s Ministry of Mines and Energy to design a tool that will measure and monitor mining activities in Colombia and the broader Andean Amazon.  

 

·       Smart Technology:  Colombia is undertaking an ambitious infrastructure development and modernization effort.   Colombia will assess options for intelligent transportation system (ITS) technologies as a means of reducing congestion and improving the effectiveness of its control and management of highway and other transport systems through a U.S. Trade and Development Agency grant with the Ministry of Transport.  

 

Education

 

·       100,000 Strong: In March 2011, President Obama launched “100,000 Strong in the Americas,” an initiative to increase international study in Latin America and the Caribbean.  Colombia is a priority country for the initiative, and the United States is providing $1 million in economic support funds and has leveraged $2.6 million in private sector funds to build the capacity of universities  to boost exchanges.  More than 6,500 university students from Colombia are currently studying in the United States.

 

·       Sports Diplomacy and Leadership: The United States and Colombia are deeply committed to furthering educational opportunities for at-risk youth, through sports exchange programs such as in baseball, track and field, and basketball.  With support from the U.S. Embassy, Mónica González – a former professional soccer player and ESPN analyst – established soccer academies in Santa Marta, Quibdó, Medellín, and Bogotá to teach leadership and sporting skills to girls from vulnerable areas.

 

·       Bilingual Colombia:   Colombia is working to strengthen its international competitiveness through stronger bilingual education.  The Department of State is partnering with Colombia’s Ministry of Education to implement a two-year program to train up to 500 public school instructors on English instruction.  In September, in cooperation with the U.S. Embassy, DIRECTV launched a distance learning education program, “Inglés en las Aulas” (English in the classrooms).

 

·       MLK Fellows program:  The MLK Fellows Program, established in 2005, provides English language and leadership training to outstanding Afro-Colombian university students.  The U.S. Embassy has supported 230 MLK fellows to date, with another 120 talented Afro-Colombian university students starting in 2014.

 

·       Fulbright Scholars:  The United States has helped fund scholarships for more than 750 Colombian scholars during the last ten years, including more than 100 in 2013.

 

###

 

Please follow and like us:
Follow by Email
YouTube
YouTube
LinkedIn
Pinterest
Pinterest
Google+
Google+
/hoja-informativa-estados-unidos-y-colombia-socios-estrategicos/
Instagram
Soundcloud
Flickr
Tumblr