¨Nada más divertido que reírse de NADA¨ – les dije a mis amigas del grupo NADA en nuestra reunión semanal en el restaurante Nada.

¨Tienes razón¨ – respondieron todas a coro mientras se reían como si no tuviesen NADA más que hacer.

¨Lorena¨ – dijo mi amiga con sus eternos comentarios que salen de la nada“Escuché tu última entrevista y me puse a pensar lo que nos toca pasar a las mujeres después de los 35¨.

Miré al cielo buscando ayuda porque ya sabia que mi cena en el Nada se iba a volver nada. Pero armada de valor le respondí: ¨Tienes razón, las mujeres que buscan trabajo después de los 35 no encuentran nada.¨

¨Ayer por cierto¨ – dijo mi amiga mientras se arreglaba su peinado – ¨vi un programa donde daban consejos a las mujeres de cómo vestirse después de los 35. Aprendí que no podemos usar minifaldas y que sólo podemos usar faldas de dos dedos por encima de las rodillas. Además, sugerían que no debemos usar mucho maquillaje porque nos envejece y que no debemos usar ropa muy juvenil porque nos vemos mucho más viejas.¨

De la nada me surgió una sonrisa y les dije: ¨Si después de los 35 de milagro encontramos trabajo y tampoco podemos usar minifaldas ni maquillaje ni la ropa que nos gusta, entonces después de los 35 no somos nada.

Suspirando mis amigas del  grupo Nada se retiro en silencio sin poder decir absolutamente nada.

Please follow and like us:
Follow by Email
YouTube
YouTube
LinkedIn
Pinterest
Pinterest
Google+
Google+
/despues-de-los-35/
Instagram
Soundcloud
Flickr
Tumblr