Sonrisa Sincera: El Sol Sale para todos

Como una valiente mujer concluí mi tormentoso día, pero al mismo tiempo empecé a luchar con una tormenta emocional.  

Como sé que no hay mal que dure cien años ni cuerpo que lo resista decidí tomar tres días de duelo antes de comenzar en mi nuevo trabajo para así desalojar al inquilino que se había instalado en mi corazón porque no había cumplido con la retribución emocional que se debe cumplir por eso de  “la igualdad proporcional” de justicia que hablaba Aristóteles ni la que establece la locución latina “Do ut Des”  ¨toma y dame” o “doy para que des” cuando ¨se refiere a negociaciones en las que debe haber beneficios o cesiones equivalentes por cada parte¨.

Mi primer día de duelo comenzó con un llanto fuerte y ruidoso desde un sofá mirando entre lágrimas mi móvil esperando recibir un mensaje de texto de Finn suplicándome que volviera con él.

Absolutamente nada pasó.

El segundo día no lloré, pero me sentía que me ahogaba en un mar de tristeza y decidida a vaciarlo me fui a una clase de spinning” para abrir las puertas de mi embalse liquido emocional para que entre lágrimas y gotas de sudor poder salvar mi corazón del naufragio en que se encuentraba. Pedaleaba la bicicleta tratando de huir de la verdad que me perseguía y era que Finn ya había puesto fin a nuestra relación.  

En mi último día de duelo, me encontré enjuagando mis lagrimas viendo una telenovela mientras tomaba un té verde para ver si podía ponerle color a mi fachada tan triste y gris. 

Terminé de ver la telenovela y tristemente descubrí que mi amor por Finn pudo haber  sido escrita por cualquier libretista de telenovela; era un verdadero “culebrón” donde el rico se enamora de la pobre y después la deja por otra.

Me sacó de mis pensamientos un mensaje de texto de mi móvil, mi corazón obstinado a no olvidar comenzo a palpitar rápidamente, pero la mujer racional y control de sus emociones pensó que ya había caducado la fecha para Finn de llamarme y por lo tanto debía de ser otra persona. 

El mensaje era de Chabelita: “Culebra. Reservaciones listas. Arregla tu maleta. Te busco a las 6.”

¿Qué? —le escribi

No hubo respuesta. Conociendo a Chabelita corri, meti lo necesario para pasar un fin de semana en una de las islas más bellas del mundo y mientras esperaba agradecía a Chabelita por siempre estar a mi lado cuando más la necesito y especialmente invitarme a la Isla Culebra para matar mi telenovela o Culebrón como dicen los expertos.

Acostada en un hamaca me encontraba sin mi móvil en la¨Posada La Hamaca¨mientras veía el sol brillar en la isla La Culebra o  Última Virgen junto a Chabelita y la amable hospitalidad de los Culebreros, como se les llama a sus habitantes.  

De pronto vi como una “Lady Bug” trataba solita de subir una enorme hoja y pensé hacía tres días yo había estado en lo mismo, tratando de subir el camino del olvido y lo que había visto en principio como imposible, ahora lo veía posible y como testigo tenía la brisa del mar que despeinaba mi cabello y me tocaba mis mejillas. Me despedí con una sonrisa en mis labios y con la esperanza que muy pronto ella iba a lograr su meta.

Entré a al cuarto y Chabelita estaba con un Karaoke buscando canciones para cantar. 

Chabelita siempre ha respetado mi silencio y nunca me ha preguntado nada de mis cosas y menos de Finn,  pero ella es muy inteligente y sabe que hay canciones que te ayudan a poner al descubierto los sentimientos que no nos atrevemos a decir y que gracias al Karaoke podemos cantarlas sin que aparentemente nadia lo sepa.

Mientras Chabelita terminaba de buscar sus canciones, yo ya sabía que iba a cantar La Plaga. 

Yo honestamente esperaba que Chabelita cantara una cuantas rancheras y Vallenatos porque su situación emocional está un poco mejor que la mia, pero sus favoritas son:  “Sé que te fallé y “Mi pasión Recordarás“, pero quererte fue mi error.

Emocionada Chabelita se puso una peluca rosada, unos tacones altos, unos pantalones pegados brillantes, tomó el micrófono y con una gran sonrisa en sus labios, me dijo cantando: ¨Come on and Feel the Noise” porque nunca podemos olvidar que nacimos para Born to be Alive y sí I will survive, todas vamos a Stayin, Alive, ya que sabemos muy bien que somos mujeres Hot stuff y eso es That`s the way (WE like it) y muchas de nosotras seguiremos Knock on Wood para que tenemos la esperanza que algún día   it´s Raining Men.  Al  final, con o sin peluca, todas estamos en la vida Rock the Bote, ya que vivimos en un Disco Inferno.” 

Cantamos y bailamos “Disco” y “Rock” hasta que por fin me llegó mi turno y con la energía de una chica que ha vuelto a tomar la brújula para navegar su destino, tomé el micrófono y decidí exterminar el poco sufrimiento que me quedaba con La Plaga.

De regreso a casa acepté la invitación de Gustavo y agradecí  las inagotables reservas de optimismo que había recibido en la isla “La Culebra” porque no sólo había sanado mi corazón sino regresé con la esperanza de saber que el “Sol sale para Todos” incluyendo para la perseverante y luchadora “Lady Bug”.

Estoy lista para comenzar mi nuevo trabajo, mi nueva vida y mi nueva yo. 

 

Please follow and like us:
Follow by Email
YouTube
YouTube
LinkedIn
Pinterest
Pinterest
Google+
Google+
/capitulo-10-el-sol-sale-para-todos/
Instagram
Soundcloud
Flickr
Tumblr